El postre más clásico a base de pasta brisa, con su típico color ámbar y relleno de mermelada.